Conversar en los bancos, apropiarse del espacio

Bancos para el otoño, para el invierno al sol, para la primavera, para el verano entre la vegetación
Bancos para estar a solas leyendo un buen libro, bancos para conversar con los amigos, bancos para estar con la pareja
Bancos para contemplar los juegos de  árboles con  nubes o los de los niños con las palomas
Y están aquellos especialmente orientados para contemplar las puestas de sol un espectáculo sorprendente que se renueva cada día
Para cada una de estas necesidades tenia mi banco favorito, pero últimamente no se muy bien si por falta de tiempo o de bancos no me sentaba en uno de ellos desde hace bastante tiempo.
En un reencuentro con una gran amiga me invito a sentarnos en el  banco de una plaza para conversar un rato, le agradezco su grata presencia su amable conversación y la liberadora sensación de estar cómodamente sentado al aire libre en un espacio publico
Desde ahora me propongo volver a ocupar mas los bancos de plazas y parques, llevando la botella de agua, porque fuentes no hay

 

Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Que hermosa y profunda reflexión...Retomar, revivir, reconectarse con lo simple...desde un escaño y en amistad "abriendo ventanas", gracias, gracias, gracias!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

FOTOGRAFÍA CON LUZ POLARIZADA

Emigrantes

Estacionar en Chile