Realidad fotografía y ética


 Todos recordamos aquellos largos textos con escasas imágenes, esas imágenes ilustraban el texto pero la fuente fundamental de  información era el texto escrito, la imagen era un complemento, una ayuda en la comprensión del texto

Progresivamente la imagen tomo un protagonismo creciente, hasta convertirse, sobre todo la imagen fotográfica,  en representante de la realidad y el texto en una explicación de la imagen

De esta forma la imagen empieza a sustituir a la realidad,, la fotografía tiende a considerarse como una copia fiel de la realidad, como una prueba irrefutable de que un hecho ocurrió

Ahora bien si consideramos una fotografía aisladamente, puede interpretarse de tantas formas distintas como observadores

Si la fotografía tiene su origen en la realidad, como es posible, esa variabilidad de interpretaciones?

Cuando tomamos una fotografía en realidad lo que hacemos es descontextualizar una imagen, encuadramos, enfocamos y  controlamos la profundidad de campo, de esta forma la aislamos en el espacio y por fin disparamos provocando una interrupción del tiempo en el momento que nosotros consideramos oportuno

Este aislamiento temporo-espacial es consciente y con intencionalidad expresiva

Así pues para comprender el significado real de una fotografía sera necesario re-contextualizarla, situarla en el contexto real, relacionarla con su tiempo y su espacio, y si esto no se hace cada espectador realizara su propia contextualización

En esta recontextualizacion que realiza cada observador radica la riqueza expresiva de la fotografía y su potencial evocador

La imagen fotográfica se impone como real no es sometida al filtro de la lectura como el texto, en realidad pensamos que la fotografía no debe de ser leída bastaría con verla para entenderla                                                    

Precisamente esta representatividad  de la realidad que la fotografía se otorga, es la que permite su uso de forma inadecuada, engañosa y poco ética, Como?

Cualquier contexto ficticio puede ser relacionado con una imagen que lo dote de realidad, de corporalidad, y que por tanto el observador contextualice una imagen en un contexto no real, si la imagen tiene un fin publicitario ya presuponemos que esto es así, pero si por el contrario tiene un fin informativo, estamos ante un uso malicioso de la imagen

El gran problema es que cada vez es mas difícil diferenciar entre información y publicidad, pero bueno esto es otro tema

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Digitalizar diapositivas

Estacionar en Chile

Digitalizar negativos B/N